¡Sosa Sosa Sosa!, rugió el Lastras. Crónica de una rebelión futbolera

* La afición potosina no perdona; con cuatro partidos perdidos de manera consecutiva, asistentes al estadio Alfonso Lastras exigen el regreso de Poncho Sosa

atletico

¡Oeee oe oe oe, Sosa, Sosa!, así fue como rugió el estadio Alfonso Lastras ante la cuarta derrota que sufrió el Atlético de San Luis el miércoles por la noche por parte de los Pumas de la UNAM con goleada de 4-0.

Con un Gustavo Matosas al frente, que paga el karma de su dueño, el español Alberto Marrero, la actual directiva técnica del club sigue quedando mucho a deber a la afición potosina, misma que desde el partido contra Xolos del domingo pasado han comenzado a corear el apellido de Sosa cada vez que los potosinos reciben un gol.

El dato es escandaloso, ya que en los cinco encuentros que el uruguayo ha estado frente al equipo han recibido 14 goles, situación que no se presentó con Alfonso Sosa al mando, sin embargo, varios analistas relacionan esto con los diferentes estilos de juego de los estrategas, es decir, por un lado Matosas siempre se ha caracterizado por ser de planteamiento ofensivo, colocando más elementos de la media cancha para arriba, mientras que Sosa prefería echar el equipo para atrás con más defensas y empezar ha crear jugadas desde su cancha.

Aún así, Gustavo Matosas no ha podido encontrar el balance que le permita competir en su nueva etapa en la Liga MX, por lo que los aficionados potosinos no tardaron en mostrar su molestia para empezar a presionar y exigir la salida del uruguayo.

Tanto fue el escándalo de la goleada de ayer contra los Pumas en partido de la Copa MX, que el nombre de Gustavo Matosas se convirtió en tendencia en twitter, ya que tanto aficionados como medios deportivos comenzaron a hablar de la situación y de la pena ajena que está pasando el club, mientras su CEO, Alberto Marrero, cansado de correr a diestra y siniestra elementos de su equipito, se pasea por la Ciudad de México aprovechando que regresó de su madre patria para “ser parte” de las acciones que el consejo directivo del Atlético de Madrid llevó a cabo en el Wanda Metropolitano, donde, obviamente, está involucrado lo que acontece en su filial de San Luis Potosí, por lo que Marrero solo fue a poner su cara de “todo está bien”.

 

Lo cierto es que la realidad es otra, el equipo no marcha bien, cada vez está más lejos de acercarse a los primeros ocho mejores lugares de la tabla general, quedándose fuera de la Liguilla, por eso, cada vez será más común que Gustavo Matosas reciba consignas de parte de la afición futbolera para exigir su salida; gritos tales como ¡fuera, fuera, fuera! y ¡Sosa, Sosa, Sosa!, ahora se agrega el ¡que se aburra, que se aburra, que se aburra! aludiendo a lo que dijo el propio entrenador uruguayo a su salida de la Selección Nacional de Costa Rica.

El capricho de Marrero de cesar a Sosa por supuestos dichos homofóbicos está saliendo peor de lo que esperaban. En muchos otros equipos de la Liga MX, Matosas ya estaría en duda la continuidad de su trabajo, sin embargo la directiva del Atlético de San Luis no se ha pronunciado al respecto hacia su entrenador, aunque, si recordamos la inesperada salida de Sosa, no nos sorprendería si el día de mañana Alberto Marrero decida poner punto final a la gestión de Matosas, protagonizando un escándalo más dentro de la institución.