Cinco equipos candidatos a ganar la Serie Mundial con la reducción de partidos

* El torneo de las Grandes Ligas se cubrirá en 60 choques, por lo que algunos equipos podrían estar favorecidos en esta campaña

beisbol

Ningún gerente general en su sana mente armaría un equipo para un tramo de apenas 60 juegos. Imagínense explicarle al grupo de reporteros: “Sufrimos 102 derrotas, pero después de 60 partidos, estuvimos en plena contienda. No anticipábamos nada de lo que vimos en esos últimos 102 encuentros; sólo pensábamos en esos primeros 60 compromisos”.

Pero ahora que estamos en estas circunstancias extremas, en las que toda la temporada de Grandes Ligas se cubrirá en 60 choques, vale la pena señalar que algunos equipos hasta podrían estar favorecidos por una campaña de 60 juegos. Los clubes exitosos están construidos para un largo camino, pero sin un año así, hay ciertos equipos que están compuestos para armar rachas en vez de tener durabilidad. Nadie quiere disputar 102 partidos menos de los que se suponen. Pero los siguientes conjuntos podrían estar en una mejor posición para una carrera a corta distancia en vez de un maratón.

1) Angelinos

La estrategia para la escuadra de Los Ángeles-Anaheim es tratar de superar las obvias deficiencias en la rotación abridora. En el pasado, entre las soluciones han estado lanzadores como Matt Harvey y Trevor Cahill. Este año, las alternativas serán Dylan Bundy y el colombiano Julio Teherán. Estos brazos que otros equipos descartaron casi nunca han registrado las suficientes entradas para guiar a los Angelinos más allá de la recta final, pero este año habrá menos episodios por recorrer.

Ahora que Shohei Ohtani está listo, los Angelinos prácticamente cuentan con un as y…un grupo de muchachos para seguir navegando. Un trecho de 162 encuentros sería una tarea difícil con dicho grupo, pero podría ser suficiente en una temporada corta — especialmente cuando una alineación, con la adición de Anthony Rendón, Jason Castro y un Justin Upton en salud, parece ser la más fuerte en la era de Mike Trout.

2) Azulejos

Nos podemos atrever a decir que nadie se imaginaba que habría dos Entrenamientos de Primavera este año, con todo suspendiéndose tras la gran anticipación de marzo, seguido por todos en sus hogares por meses y finalmente con unos Entrenamientos de Primavera en los que se debe volver a aumentar el volumen de trabajo. La simple idea de detenerse y luego volver a la actividad tan rápido tendría a algunos cojeando — y si cuentas con bastante juventud, especialmente en el lineup, eso luce como motivo para ser mejor para marchar a todo motor.

Y pocos equipos tienen más juventud en su alineación que los Azulejos. Un solo bateador es mayor de 30 años (Travis Shaw, y por poco) y los titulares son menores de 26 años, desde Derek Fisher (26) hasta el dominicano Vladimir Guerrero Jr. (21). Ésta podría ser la temporada para depender de los jóvenes con talento bruto en el plato. Toronto también se vería favorecido por su gran firma de la temporada muerta, Hyun-Jin Ryu, quien es dominante en trechos cortos pero que no se mantiene durante una campaña larga. Ahora nadie deberá pensar en “aguantar un año largo”.

3) D-backs

La escuadra de Arizona fue una de las sorpresas en el 2019, estuvieron a cuatro juegos de uno de los Comodines y tuvieron una mejor foja que los Cachorros. El hecho de que los D-backs lograran esto después de cambiar al ícono de la franquicia, Paul Goldschmidt, demostró lo eficiente que es la gerencia del equipo…y si existe un momento en el que era necesario contar con unos directivos bien astutos, era para una campaña de 60 partidos. El movimiento clave para los D-backs fue uno que se realizó antes de que cualquiera se diera cuenta de que este año sería abreviado: El adquirir al quisqueyano Starlin Marte en enero.

El jardinero encaja en esta ofensiva a la perfección y también es famoso por armar rachas: Tuvo un comienzo lento el año pasado, pero pudo haber sido uno de los mejores jugadores en Grandes Ligas entre julio y agosto…y está jugando para que los D-backs decidan ejercer su opción de US$12.5 millones para la próxima campaña. Tras firmar también a Madison Bumgarner, el equipo del desierto luce como uno que nadie anticiparía estar en la contienda hasta que ya haya asegurado un puesto en la postemporada.

4) Rojos

Lo curioso de la agresividad que Cincinnati tuvo en la temporada muerta, y aunque fue impresionante, fue que tuvieron que decidir dónde jugarían todos. Las nuevas adiciones son Mike Moustakas, Nick Castellanos, Shogo Akiyama, hasta el venezolano Freddy Galvis (aunque el infielder llegó en agosto pasado). Parecía que el club pensaba en jugar con un bateador designado. Al final, así sucederá. Repentinamente, la escuadra de Cincinnati no estará obligada a darle acción a la defensa a Castellanos y a Moustakas al mismo tiempo. El contar con el bateador designado les ayuda a los Rojos a demostrar aún más su punto fuerte durante una campaña corta: Toda una alineación llena de toleteros. (Hasta no tendrían espacio en el roster para el dominicano Arístides Aquino)

Cincinnati tiene puntos fuertes, pero deberán pegar más fuerte que su rival, algo que tomando en cuenta lo riguroso que será el calendario para los serpentineros, es una buena estrategia. El contar con un puesto extra en el lineup para otro cañonero favorece bastante a los Rojos.

5) Medias Blancas

Los Patipálidos podrían contar con la ideal mezcla de los escenarios de los Azulejos y Rojos. Puedes presentar los dos aspectos más importantes que un club necesita en una breve campaña:

a) Juventud.

b) Trueno.

La escuadra del Sur de Chicago cuenta con ambas cosas. No podemos descartar el hedho de que el dominicano Edwin Encarnación y el cubano Yasmani Grandal ya son mayores de los 30 años, pero están rodeados de emocionantes talentos como el cubano Yoán Moncada y Tim Anderson, junto a los dominicanos Eloy Jiménez y Nomar Mazara y hasta el novato cubano Luis Robert — quien podría ser el jugador más impresionante en el roster. La capacidad que el abridor Dallas Keuchel tiene para devorar entradas luce menos impresionante en este contexto, pero los Medias Blancas pueden hacer cosas vitales: Enviar la bola lejos y tener la suficiente juventud para mantenerse en salud. Todo eso puede desgastarse en una temporada larga. Pero para un trecho abreviado, parece ser exactamente lo que se necesita.

Con información de Liga Mexicana del Pacífico