“Ha sido difícil esta situación, la contingencia sí me afectó en ese sentido, ya que los entrenamientos son acumulativos y venía con un buen ritmo después de los eventos internacionales, además de la preparación que tuve en Colorado Springs (Estados Unidos)”, detalló.

El subcampeón panamericano explicó que uno de los compromisos que tenía considerado era el Campeonato Mundial de Lucha Sub 23, sin embargo, ante la pandemia, está a la espera de su reprogramación.

“Aún no he recibido alguna indicación de qué va a pasar con las próximas competencias, no sé cuándo se retomen las actividades, sólo estoy en contacto con mi entrenador, pero habrá que esperar porque una de ellas es el Mundial Sub 23.

“Mientras, hacemos todo lo que podemos en cuanto a entrenamientos, técnicas y esperar a que esta situación pase, por el bien de todos”, enfatizó el exponente en estilo grecorromano.